La Cocina Autogestionada de la Yedra se pondrá en marcha en octubre

Se trata de la acción social más importante que activa la hermandad con motivo de la coronación canónica de la Esperanza · Con esta novedosa iniciativa se quiere dar repuesta a las 204 familias que atiende



A mediados de octubre, la hermandad de la Yedra ha previsto la puesta en marcha de su gran proyecto social vinculado a la coronación canónica de La Esperanza. Se trata de una 'Cocina Autogestionada', con la que se pretende dar respuesta a las necesidades que padece la zona donde se encuentra la cofradía, y al mismo tiempo activar una iniciativa que resultará extremadamente práctica. Esta acción está coordinada con Cáritas de Madre de Dios, en la que la hermandad se encuentra directamente involucrada en su gestión, atendiendo en la actualidad a nada más y nada menos que a 204 familias. La cofradía, en un comunicado, considera que "dada la actual coyuntura económica, no sólo es necesario y de gran interés social esta acción, sino que es absolutamente prioritario para nosotros", dejando claro su compromiso social con su entorno. Asimismo, explica que la Cocina Autogestionada, que llevarán los propios hermanos, "es un proyecto en el que se viene trabajando desde hace unos años", y que "aspira a ser eficaz medio de atención a aquellas personas con mayor riesgo de exclusión social, hasta el extremo, de que tengan serias dificultades para atender aspectos tan básicos, como la propia manutención". Incluso la corporación va más allá subrayando que no sólo se pretende atender las necesidades alimenticias de esta parte de la población, "sino que desde los principios de la Doctrina Social de la Iglesia y valores como la dignidad de la persona, se ha buscado la fórmula de la autogestión, de forma que los usuarios están llamados a ser activos protagonistas del proyecto, alentando su implicación y el crecimiento de su autoestima".

La Yedra aportará los elementos técnicos y materiales, materias primas y personal voluntario, así como su sustento económico, correspondiendo a los usuarios la elaboración de los diferentes menús, mediante un sistema de rotación de turnos, "reforzando con ello los lazos de colectivo y de ayuda mutua, entre las personas que sean asistidas". Esta acción lleva por nombre, como no podía ser de otra forma, el de Esperanza de la Yedra, remarcando el origen que ha impulsado la puesta en marcha de este proyecto en el que la hermandad ha echado el resto en gestión para verse hecho realidad, junto con una aportación económica importante en la adaptación del local, muy cercano a la parroquia, y dotarla con los elementos necesarios pasa su función.

A priori no faltarán manos para trabajar el día al día, en el que además la propia cofradía asumirá el elevado coste que supone la materia prima, ya sea por compra directa o mediante los donativos que lleguen y que obviamente se intensificarán desde octubre.

Habrá un encargado general de la instalación que supervisará todo el funcionamiento. Además está previsto que se impartan cursos de formación en la materia y para la obtención del necesario carné de manipulador de alimentos. Ildefonso Jiménez, hermano mayor de la hermandad, recalca que todo esto hasta ahora, "ha sido un esfuerzo importante tanto en lo económico como en la gestión" y no oculta que el reto de su mantenimiento supondrá redoblar el trabajo de toda la hermandad. El municipio ya ha aprobado un convenio de colaboración con la cofradía.

De la edición digital de Diario de Jerez.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Perdón 2017

Santa Marta 2017