El joven cofrade Diego Coiras ofrece una brillantísima ‘Meditación junto al Señor’ en la clausura del besamanos del Señor de la Vía-Crucisc


Hermandad de las Cinco Llagas. Este acto de cierre del besamanos del Señor, organizado por la delegación de Juventud de la Hermandad de las Cinco Llagas, se unió a la presentación del I Cartel de la Semana Santa, editado asimismo por dicha diputación, obra del joven fotógrafo Adrián Muñoz Vicenti.
La diputación de Juventud de la Hermandad acertó de pleno en la propuesta de los actos concebidos para el cierre del besamanos del Señor de la Vía-Crucis el pasado Miércoles de Ceniza. Todo se había elaborado con delicado primor. No cupo mejor broche para una jornada tan nutrida de larguísimas colas de devotos a las plantas del Nazareno de San Francisco. Muchísimos cofrades se dieron cita en la Capilla del Voto. Caudal humano de plegarias privadas. La tradición se cuenta por millares. Las puertas de la iglesia abiertas de par en par a la visita de la multitud.

Sobre las nueve de la noche, cuando aún resonaba en el interior de la Plaza Esteveel rezo desgarrado de la saeta de Luis Santiago Vargas al Señor de la Vía-Crucis, un rito cantado que se renueva como milagro de lo sobrehumano, se dispusieron bancos alineados delante de las plantas del Señor y hasta la altura del bajo coro del convento franciscano. Lleno absoluto. Expectación abierta. Estaban convocadas la I Meditaciónjunto al Señor y la presentación del primer cartel de la Semana Santa organizadas ambas por la delegación que encabeza el activo cofrade Raúl Pérez.

La convocatoria sorprendió a propios extraños. Introducido el acto por el Hermano Mayor Rafael Cordero Jaén, el joven hermano de la Hermandad de las Cinco Llagas Diego Coiras Monje ofreció una pieza lírica de limpia belleza poética y hondísima significación espiritual. Mantuvo atenta la atención de toda la concurrencia. La entonación, la gesticulación, la serenidad del ritmo, la economía del lenguaje, el lirismo implícito en el texto cuajaron una exposición que atrapó de lleno a cuantas personas poblaban entonces el instante de la clausura del besamanos del Señor de la Vía-Crucis. Diego Coiras bordó un estreno en los atriles que promete sucesivos impactos. A nadie dejó indiferente. A todos encandiló. Como así también agradó la fotografía que el joven fotógrafo Adrián Muñoz Vicenti ha consagrado en el primer cartel de la Semana Santaeditado y publicado por la delegación de Juventud de esta Hermandad de las Cinco Llagas. Una iniciativa llamada a instaurarse en idéntico marco de seriedad, respeto y reflexión.




Comentarios

Entradas populares de este blog

El Perdón 2017