Pastoral Penitenciaria

Este es el escrito de la Pastoral Penitenciaria al respecto de la campaña de Reyes desarrollada en las prisiones asentadas en el territorio diocesano y que nos ha llegado a través de M.C.S.

Es la primera vez en mi vida que me hacen un regalo

Voluntarios de la Pastoral ayudan aSus Majestades los Reyes Magos de Orientea repartir: calcetines, agendas, guantes, gorros de lana, pintalabios(cerca de 2.000 lotes de regalos) entre los internos de las tres cárceles de El Puerto de Santa María (Cádiz)
... Jerez de la Frontera, 9 de enero de 2017

El interno de mayor edad del módulo no quiso contener las lágrimas cuando Melchor, Gaspar Baltasar, se dirigieron a él para darle suregalito. Un paquete de caramelos, también una agenda sin alambre, un par de calcetines y unos guantes con los que podrá aliviar el frío en aquelchabolodonde sueña despierto desde hace siete años... Un pequeño detalle, al fin y al cabo, con el que la Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Asidonia-Jerez le volvía a decir - como cada cuatro de enero- que ningún ser humano está privado de tener sentimientos. Tal vez por el efecto de las lágrimas que corrían por su cara, aquellos que encarnaban con mayor o menor acierto a los Reyes de Oriente dejaron de
ser simples compañeros de prisión para convertirse en algo que sólo el anciano sabrá. El que hacía de Gaspar sentenció:-Será el mejor recuerdo que se llevará a la calle cuando salga de aquí. A modo de agradecimiento que surge de lo más profundo de la persona, otro compañero de módulo se atrevió decir: -Es la primera vez en mi vida que me hacen un regalo. Con alegría y respeto, muchos internos de Puerto I, Puerto II y Puerto III se animaban a cantar...ya vienen los reyes magos…”

Es el segundo año que los voluntarios de la Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de
Asidonia-Jerez entregan pequeños detalles, a modo de regalo, a todos los presos de las tres cárceles existentes en El Puerto de Santa María. En total 1.970 personas presas (250 internos en Puerto I; 409 en Puerto II y 1311 en Puerto III, de los que 111 son mujeres). En los últimos cinco años el regalo de la Pastoral era un tanto más goloso - por así decirlo- pues lo que repartían eran bolsas de polvorones.

Ahora, junto al dulzor de unos caramelos le han añadido objetos muy prácticos para la vida en una prisión: un calendario, una agenda, guantes, pintauñas, pintalabiosEn definitiva, un pequeño detalle que se convierte en testimonio para recordar que lo valioso es el acto de hacer feliz a alguien y más en el día de Reyes. La Pastoral Penitenciaria ha querido agradecer especialmente a los funcionarios directores de las tres prisiones de El Puerto de Santa María las facilidades dadas para llevar a cabo la entrega de estos regalos.

Las aportaciones de tantas personas anónimas como las que han colaborado este año,
también hermandades como la Venerable Cofradía de Penitencia de Nuestra Señora de las Angustias San Nicolás de Bari (Cádiz), así como las parroquias de Cádiz (Iglesia de la Conversión de San Pablo; Parroquia Nuestra Señora de Lourdes; Nuestra Señora de Loreto; San Francisco Javier) ; Sanlúcar de Barrameda, Trebujena, Algar,  Chipiona, Jerez de la Frontera, han hecho posible que la Navidad abra las puertas de
las cárceles de la provincia de Cádiz marcando un sendero que se ilumina los 365 días del año, tiempo que estos voluntarios dedican a ayudar a quienes están privados de libertad.
 

                                                                      Fdo. Francisco Muñoz Valera

                                                                      Delegado Diocesano Asidonia-Jerez

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Perdón 2017